MOMMY LIFE

VIAJAR CON UN BEBE: ELLOS SI ENTIENDEN

November 6, 2015

Es poco decir que estaba asustada antes de hacer este viaje con Noah. La noche anterior al vuelo tuve pesadillas, la peor fue que en el aeropuerto lo perdía. Ese día debíamos despertar a las 3am, pero yo ni dormí. Creo que mi temor era lógico: era nuestro primer viaje sin su papá, eran 12 horas de vuelo sin contar la escala, mi hijo es un gran explorador al que no le gusta estar sentado y para dormir bien requiere suficiente espacio. Todo indicaba que nos iría mal, que no sobreviviríamos a esa loca aventura!!!

Esa semana antes de viajar le comentaba a diario que iríamos a Lima, que visitaríamos a todos los que nos quieren y extrañan porque estamos lejos -mencionándole nombres y mostrándole fotos- le contaba también que el viaje en avión era largo y que tenía que ayudar a mamá porque papá no nos iba a acompañar.

Para hacer el cuento corto, Noah no solo me escuchó sino que también me entendió! No quiero decir que se comportó como un adulto, obviamente seguía siendo un niño. Un niño cero llantos, cero reclamos, un niño que solo pedía pasear y mantenerse ocupado -sin ipads ni iphones-

Por eso comparto con ustedes algunos consejos que las pueden ayudar si se animan a viajar con sus bebés:

  1. No esperen estar en el “momento” para hablar con sus hijos. Háganlo por anticipado, cuéntenles sus planes e inclúyanlos en ellos. Que sepan lo importante que es para ustedes que se comporten bien y las ayuden. Puede parecer que no las entienden, pero créanme que si lo hacen.
  2. Compren juguetes pequeños, livianos y baratos. Envuélvanlos en papel o en bolsitas de embalaje -las que tienen bolitas- como si fueran distintos regalos. Sus bebés se van a distraer tratando de abrirlos y si tienen suerte les gustará algún juguete.
  3. Soliciten productos descartables a la tripulación. Por ejemplo: vasos, cucharas -cosas con las que no se puedan dañar- a la mayoría de los bebés le encanta jugar con cosas que usan los demás.
  4. Lleven sus propios snacks. Carguen en su maleta de mano cosas que a sus hijos realmente les guste y saben que aceptarán. Úsenlas para entretenerlos o para evitar que se les tapen los oídos especialmente en el aterrizaje.
  5. Sean creativas. Inventen juegos con cosas simples que están alrededor. Por ejemplo: la ventana del avión, las revistas etc
  6. Hagan pasear a sus bebés por el pasillo. No los aburran innecesariamente al tenerlos todo el tiempo sentados. Guarden esos momentos para cuando la tripulación lo ordene.
  7. No pierdan la calma. Muchas mamás nos avergonzamos si nuestros hijos lloran o se fastidian frente a otras personas, más aun en un lugar cerrado. No olviden que son bebés, ellos sienten nuestros nervios y no se pueden expresar de la misma forma que los adultos. Para casos extremos lleven bastantes tapones de oídos y chocolates para repartirlos entre los pasajeros que están cerca de ustedes. Eso nunca fallará!!!

Hay niños que tienen juguetes, libros…lápices favoritos y se entretienen con ellos en cualquier lugar -en este caso llévenlos- Noah tiene sus cosas favoritas, pero éstas no funcionan si está en un nuevo lugar. Ahí siempre va a querer explorar sin importarle lo demás.

Noah & Momma sobrevivieron a ese paseo por las nubes, ustedes también lo harán!!!

Diapositiva1

 

 

 

 

 

You Might Also Like